AURORAS BOREALES

Ver auroras boreales es una experiencia llena de magia e inolvidable … que todo turista debería experimentar en alguno de sus viajes

La leyenda dice ….

Dragones de fuego surcando los cielos del Norte, espectros danzantes y dioses vikingos luchando en las noches del Ártico … son algunas de las interpretaciones que se han dado para explicar las auroras boreales,

La ciencia dice ….

La explicación científica es que, al llegar a la Tierra, las partículas cargadas —protones, electrones y núcleos de helio— que constituyen el viento solar son desviadas por el campo magnético terrestre hacia las regiones polares, donde chocan con las capas altas de la atmósfera emitiendo energía en forma de luz, algo parecido a lo que ocurre en un tubo fluorescente.

Un poco de historia

Fue Galileo Galilei quien las bautizó como auroras boreales, en 1619, tomando prestado el nombre de la diosa griega del amanecer: Aurora, y de Bóreas: el viento del Norte.

¿Cuándo y dónde se pueden ver las autoras boreales?

La mejor época del año es el invierno en zonas cercanas a los polos, donde en los meses desde finales de octubre a finales de marzo, incluso abril, apenas hay horas de luz solar. El problema es que en zonas árticas en invierno los días con cielos despejados son muy escasos, y no todas ellas tienen el mismo clima ni las mismas condiciones.

Además, hay que tener en cuenta la luna, pues en los días de luna llena las auroras se ven bastante menos.

La zona con mayor intensidad para ver las luces del norte, es toda población cercana al polo norte. Zonas árticas como Groenlandia, Islandia, el norte de Noruega, Finlandia, Suecia y Rusia, sin olvidarnos de las remotas tierras del norte de Canadá y Alaska.

Vamos a contarte 4 sitios ideales para ver las luces del norte:
Groenlandia

Pocos lugares hay tan remotos en el mundo, con una contaminación lumínica tan pequeña como Groenlandia.

Es la tierra de los inuit, conocidos como esquimales, un abismal territorio virgen cubierto de glaciares en donde se pueden ver las auroras boreales de una forma impresionante, con fechas específicas, ya que las temperaturas del invierno y el clima de esta región helada es solo soportable por los lugareños.

Desde finales de septiembre Groenlandia se convierte en un congelador al que es muy difícil o casi imposible viajar.

Además, hay que tener en cuenta que es una región tan poco habitada, que apenas tiene carreteras, y las pocas poblaciones que existen, se unen entre sí por mar.

Groenlandia tiene vuelos internacionales regulares desde Islandia o Dinamarca hasta el inicio del invierno, lo que hace que sea fácil visitarla.

Noruega

El norte de este país escandinavo se encuentra tan cerca del Polo Norte, con puntos emblemáticos como Cabo Norte, que se convierte en uno de los mejores sitios del mundo para ver las auroras boreales.

La ciudad de Tromso, situada por encima del Círculo Polar Ártico, está considerada como la Puerta del Ártico en Noruega, y es un lugar donde puedes ver sin problemas auroras boreales.

Otro buen lugar para verlas es la ciudad de Alta, etapa también habitual en los viajes invernales por el norte de Noruega, o la Isla Lofoten, otro lugar emblemático en Noruega.

Ahora bien, el lugar continental de Noruega que reúne las mejores condiciones es Kirkenes, ya junto a la frontera con Rusia, donde hemos visto alguna de las mejores auroras boreales.

Islandia

Si hablamos de un sitio ideal para ver las auroras boreales, donde la fuerza de las luces del norte es enorme, ese es Islandia.

La intensidad de las auroras en este país es de las más altas que se pueden ver, pero Islandia tiene el inconveniente de que es un lugar donde casi siempre está nublado.

Por eso es uno de esos sitios de los que puedes volverte sin haberlas visto, o, en cambio, puedes haber vivido una experiencia increíble.

De hecho, la fuerza que pueden tener hace que sean visibles también desde la capital, Reikiavic, una ciudad de más de 200.000 habitantes, y eso a pesar de la contaminación lumínica, lo cual te puede suscitar dudas.  

Hay muchos sitios increíbles para ver auroras, donde la contaminación lumínica es nula, zonas como los desiertos de lava del sur de la isla, los fiordos del oeste o las solitarias zonas del norte, todos sitios perfectos.

Finlandia

Finlandia y, en concreto, la región de Laponia es probablemente uno de los sitios más icónicos para ver las luces del norte. Incluso en su capital Helsinki pueden llegar a verse, sobre todo a sus afueras, pero es una ciudad con mucha contaminación lumínica.

El País de los Mil Lagos, con sus enormes bosques nevados y lagos helados en invierno, tiene un paisaje totalmente distinto a los de Groenlandia e Islandia.

Es un país muy adaptado a recibir visitantes que buscan las auroras boreales, por eso hay muchos hoteles que están dedicados plenamente a disfrutar de ellas.

Es posible visitar hoteles con cabañas cuyas paredes y techos son de cristal, donde podrías ver las auroras desde la propia cama a orillas de un lago congelado.

Pero en Finlandia si hay un sitio desde donde todo el mundo quiere ver las auroras, ese es Rovaniemi, ciudad en el Círculo Polar Ártico donde queda la Casa de Papa Noel.

Apuntarte a excursiones nocturnas conocidas como safaris de auroras boreales, es una de las principales actividades que se pueden hacer en la ciudad. Eso sí, en Finlandia hay otras ciudades mucho menos contaminadas lumínicamente, como es la zona de estaciones de esquí de Ruka, junto a la frontera de Rusia, lugar aún más idóneo para ver las famosas auroras.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*