CUSCO & MACHU PICCHU

Cusco es la sublime combinación de arquitectura inca con la influencia española. Llegar a Machu Picchu es ingresar en una dimensión distinta. Dotada de excelentes hoteles, muy buenos restaurantes y una vasta oferta de artesanías, la ciudad guarda rincones hermosos que vale la pena visitar: iglesias, plazas y barrios tradicionales.

CUSCO

Cusco es también el punto de partida para recorrer el Valle Sagrado de los Incas, el circuito de sitios arqueológicos cercanos a la ciudad (Sacsayhuamán, Kenko, Puca Pucara y Tambomachay) y el bello circuito sur (con pueblos y sitios incas impresionantes como Andahuaylillas, Tipón y Racchi). No te lo podes perder.

Cusco es una de esas ciudades donde es posible encontrar un pasado fresco, una historia cautiva entre sus muros y sus templos, y hasta en la gente que la puebla. Aquí comenzó la expansión del imperio de los incas hace 800 años, quienes la veneraron como ‘el ombligo del universo’. Desde aquí partían los caminos que unían los cuatro suyos o brazos del reino, que eran, a su vez, las cuatro esquinas del mundo. Desde esta ciudad, los gobernantes decidieron la vida de una nación grande y diversa como pocas, y en su honor levantaron suntuosos palacios que han resistido el paso del tiempo.

<<TIP: La ciudad se encuentra a una altura superior a los 3300 metros sobre el nivel del mar, esto podría ocasionar el denominado “mal de altura” en algunas personas. Hidratarse constantemente, ingerir comidas livianas y tomar Té de Coca reducen los malestares>>

ATRACTIVOS:

PLAZA DE ARMAS

Trazada por Manco Cápac, el primer Inca y fundador mítico del imperio, se le conoce también como Aucaypata, «la plaza del guerrero». Sobre los palacios que la rodeaban los españoles construyeron sus templos más importantes, como la catedral, la iglesia de los Sagrados Corazones, la del Triunfo y La Compañía.

LA CATEDRAL

Fue construida entre 1556 y 1564, con piedras de andesita traídas de Sacsayhuaman. Posee una hermosa colección de 400 lienzos de la Escuela Cusqueña, un altar mayor revestido por láminas de plata, un coro de cedro tallado del siglo XVII y una custodia, considerada entre las más ricas de América. Alberga la imagen del Señor de los Temblores, patrono de la ciudad, adornado con 25 kilos de oro y piedras preciosas.

BARRIO SAN BLAS

Conocido como «el barrio de los artesanos», es el más antiguo y pintoresco de la ciudad. Callejuelas estrechas sobre cuestas torcidas donde destacan casas de adobe cuyas puertas, ventanas y balcones están pintados de azul. Las calles de San Blas guardan pequeñas sorpresas al viajero escrupuloso: quintas y picanterías, el templo más antiguo del Cusco y las casas-talleres-tiendas de los artesanos más renombrados de la ciudad.

CIRCUITO ARQUEOLÓGICO

Sacsayhuamán fue diseñado entre los siglos XIV y XV por el Inca Túpac Yupanqui y se calcula que su construcción demandó lafuerza de unos 20 mil hombres durante 70 años. Su ubicación estratégica sobre una colina ofrece una visión sin igual de la ciudad.

El conjunto está compuesto por grandes muros de piedra labrada que forman tres plataformas superpuestas que rematan con una muralla en zigzag. Este muro mide unos 360 m de largo y muchas de sus piedras sobrepasan los 8 m de altura y 36 toneladas de peso. Su patio principal o chuquipampa −»patio de las lanzas»− era el lugar donde se realizaban las ceremonias religiosas y en él las ñustas rendían, cada amanecer, un homenaje al Sol. Cerca del lugar se encuentran también los sitios arqueológicos de Qʹenko, Puca Pucara y Tambomachay, este último conocido como «los baños del Inca».

<<TIP: En las calles circundantes a la plaza se encuentra una gran cantidad de establecimientos gastronómicos (de todos los precios), desde restaurants elegantes hasta locales de comidas rapidas como “Bembos”, versión peruana de Mc’ Donalds>>

En la intersección de la AV. El Sol y la Av. Tullumayo, a 6 cuadras de la plaza de armas y 2 del Koricancha, encontramos un mercado de textiles con precios más convenientes que en los negocios que circundan la plaza. El regateo del precio es parte del proceso de venta en estos comercios. Qʹenko y Puca Pucara se encuentran en las afueras de Cusco y a una altura aun mayor que la ciudad, en caso de visitar estos sitios en horas de la tarde recomendamos llevar abrigo, ya que al caer el sol la temperatura desciende considerablemente.

MACHU PICCHU

Llegar a Machu Picchu es ingresar en una dimensión distinta. Un lugar donde la mística cobra su verdadero sentido. Construido al parecer para empequeñecer al hombre en medio de una naturaleza portentosa, se dice que el Inca Pachacútec, noveno gobernante del Tawantinsuyo, mandó erigir Machu Picchu como un lugar de retiro, como una fortaleza que impidiera un eventual avance de los antis –pobladores de la selva amazónica que amenazaban al Imperio– o como un lugar dedicado al culto del Sol, habitado por vírgenes reales llamadas acllas.

Pero más allá de estas interpretaciones, lo que aún cautiva a visitantes e investigadores es cuál fue el motivo secreto que impulsó a los constructores de este inmenso conjunto a levantar, en un lugar tan improbable entre las montañas, tan maravilloso monumento. Como guiados por fuerzas sobrenaturales, los constructores de Machu Picchu hicieron un verdadero derroche de habilidades en el diseño de su estructura.

La armonía de las rocas, finamente labradas, y la precisión con la que fueron colocadas son hasta hoy objeto de admiración y estudio. Pero lo que llama poderosamente la atención del viajero es la total armonía que existe entre las construcciones y su entorno natural.

Cada uno de los recintos está en contacto directo con el mundo exterior, compenetrándose y alimentándose de su energía.

El conjunto fue erigido en el cerro Machu Picchu, “monte viejo” en quechua, a 400 metros sobre el río Urubamba, frente a otro cerro que se le impone como guardián llamado Huayna Picchu o “monte joven”, en cuya cima y laderas también hay restos arquitectónicos. Destacan dentro del conjunto, el templo de las Tres Ventanas, el Templo Central, la Mansión Sacerdotal, la Tumba Real, ubicada cerca de la puerta de ingreso a la ciudadela, el Templo del Sol y el Torreón, la única construcción circular en todo el conjunto.

El Intihuatana o reloj solar, es uno de los principales atractivos del lugar. Una piedra rectangular tallada de forma irregular cuya función propiciatoria alegaba la capacidad de “amarrar al sol”, como su nombre quechua lo indica. Según los especialistas este lugar, dispuesto en lo alto de una pequeña colina, era el más importante de todo el conjunto.

<<TIP: Aguas calientes es el pueblo que alberga toda la infraestructura hotelera circundante a la ciudadela, desde allí, parten buses que suben y bajan constantemente al santuario. El único hotel que se encuentra en la parte alta, a pocos pasos de las ruinas es el Belmond Sanctuary Lodge (5*)>>

ATRACTIVOS:

HUAYNA PICCHU

Ubicada al norte de la ciudadela de Machu Picchu, Huayna Picchu o Wayna Picchu no es otra sino la enorme montaña que aparece detrás de la ciudadela incaica y que usualmente puede apreciarse en las tradicionales fotos panorámicas de los restos arqueológicos incas. Huayna Picchu es el nombre quechua que se traduce como «montaña joven», cuya base semicircular está bañada por las aguas del río Urubamba y está ubicada frente a Machu Picchu. Llegar a la cima del Huayna Picchu es todo un reto.

El recorrido hacia la cima de la montaña es peligroso y agotador, y toma alrededor de una hora. Pero una vez estando arriba, el turista no se arrepentirá. Empieza el camino adentrándose en una zona con una vegetación muy tupida y pronto comienza la subida. El sendero, bastante estrecho, está formado por una serie de escalones de piedra de granito colocados de forma irregular.

Hay algunos que parecen tallados en la misma roca que continúa por la pared. Si realiza la caminata despacio puede tomarle aproximadamente una hora.

El camino estrecho y pedregoso reúne en el sitio arqueológico a cientos de visitantes por día, provenientes de todo el mundo, quienes en distintos idiomas hablan de la maravillosa vista desde la montaña. Es conocida porque desde allí se puede apreciar Machu Picchu y es un perfecto fondo para las fotografías panorámicas de los restos arqueológicos incas; no obstante, ella misma alberga también importantes restos arqueológicos relacionados con el complejo inca.

Tiene una altitud de 2.667 msnm y su cima tiene una superficie de 2,000 m2. Los Incas hicieron en la cima del Huayna Picchu una serie de pequeñas terrazas y algunos edificios. Estos edificios podrían formar parte de un observatorio astronómico pero también habrían servido como un punto de guardianía de la ciudadela porque desde este punto usted podrá ver todo Machu Picchu, Inti Punku y los caminos que llevan a la ciudadela. Se precisa que Huayna Picchu fue utilizado para construir varios complejos, como el impresionante Templo de la Luna construido en una gran cueva natural, que se encuentra en la parte trasera de la montaña.

MONTAÑA MACHU PICCHU

Tiene una altura de 3,082 m.s.n.m. y es la montaña donde se encuentra asentada la maravillosa Ciudad Inca de Machu Picchu,

Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. Y a diario son muchas las personas que se aventuran a ella, tal vez por la energía que emana esta tierra, que fue sagrada para la civilización Inca. Los senderos de esta montaña son anchos y están bien marcados, existen muchos lugares donde podrá descansar mientras asciende la montaña Machu Picchu. Desde Machu Picchu, se suben 652 m. El camino está construido en zigzag. Está lleno de grandes piedras que han mantenido el rastro en su lugar durante más de 500 años.

Algunas de las secciones más empinadas se construyeron con piedras estrechas donde sólo se puede poner alrededor de la mitad de su pie, un escalón a la vez. Cada esquina le ofrecerá una nueva vista. La Ciudad de Machu Picchu se reduce a medida que se asciende la montaña. La temperatura durante casi todo el recorrido bordea los 27 °C, aunque sentirá brisas frías (15 °C), provenientes de la Cordillera de los Andes.

Es un sendero empinado que asciende por una enorme cumbre cubierta de vegetación con un paisaje de ceja de selva, fauna nativa de la zona y presencia de rocas intrusivas (granito).

El camino tiene escalones irregulares de piedra, se calcula que hay poco más de 1,600 escalones y un camino de tierra, piedra, acondicionado y restaurado para los visitantes. La subida, es larga y puede tornarse fatigante, dependiendo del estado físico de los caminantes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*